sábado, diciembre 29, 2007

EL ULTIMO PAPELON DEL AÑO


A tres días de acabar este dos 1000 siete, Los Viejitos de Barrón aparecieron sorpresivamente en el escenario de Cuerdas & Rock Bar de la Plaza San Martín. Sin haber sido invitados ni incluídos en el cartel de la noche, los no músicos aprovecharon la prueba de sonido para ofrecer seis canciones improvisadas a puro pulso e intuición. Rarezas del público, no pararon de aplaudir cada gallo que se colaba entre la melodía, incluso llegando a seguir el ritmo de los aplausos que forman el corolario de uno se sus temas más profundos: Alto + Alto.
Más fotos en el blog de los viejitos.

jueves, diciembre 06, 2007

ESCRITORES DEGENERADOS



En el marco de la 28º edición de la Feria del Libro de Miraflores, el 5 de diciembre se presentó la mesa redonda ESCRITORES DEGENERADOS, con la participación de los escritores Cecilia Zero, César Sánchez y Carlos Ramírez, y contó con la presencia de Raúl Rosales Aragón de Castilla III Conde de Jauja.

Ver la noticia completa en el blog de los viejitos de barrón.

martes, diciembre 04, 2007

Miedo y asco en tu cabeza

Y me estrellas los colores en la cara / Creyendo que es un juego de niños el querer matarse / Comerte algo vivo (algo como mi desdicha) en plato / Un bocado de corazón masticado / Un pantano de dudas lastimosas / disparan sonrisas en señal de venganza / Juraría que te tuve muy cerca pero ya a estas horas mis juramentos no sirven para salvar nada / Maestría en fracasos / Solitario andrajoso / Calvicie despeinada / Barbuda hechicera / Desapareces sin tirar un portazo / Nadar en tus torrentes de sangre / Te inhalo con un tubo de escape / Y olvidar el asco que te genero con mi boca / Con las historias que me toca olvidar cada vez que tenga que enfrentar a mis propios miedos / Y expulsar el purgatorio completo / Bombardear tus pensamientos con vainilla / Enterrar traumas / Darle batalla a la desilusión / Al ocaso lacrimógeno / La desidia limón / Ganas de escribir más, para dejar de caer en incoherencias / Dejar de hacer reír a la gente cuando declaramos la guerra frontal al espanto . / / / . /
Medicaré a mis historias para que duerman mejor.