martes, septiembre 30, 2008

El comandante porrito



Asqueroso desalmado cuando el verso se hace de terciopelo sonoro. Prolijo andrajoso de la composición popular, una cuota de libertad hecha con la poesía del rock. Abuelo fue su padre y Tanguito su corazón, luego vino la milonga y la juerga de una década poco prodigiosa. Acusado de simplón y poco fino, el humo de sus interminables canciones dedicadas a Hammelin, y los aturdidos del mundo se volvieron sus pequeñas ratas fieles. De todas las alcantarillas saldrán enchamarrados rocanroleros en moto, post bluseros superando una era decadente, un corazón partido por mil demonios, una guapa doncella semidesnuda, un piano coronado con un balde de champaña. Rey de copas rotas, enfermo vagabundo, poeta incomprendido, querido y odiado. Caballero de los bares, ciego enamorador, rimbombante pastelero, aguafiestas aguardientoso, villano indomable, enjaulado por años y prófugo vitalicio. Furioso caminante, intriga desmedida, bocón y resentido, silenciosamente caótico, eterno banderillero de maravilla de versos. Pirotécnico minimalista, rastreador de fisuras melódicas, endulzador de tristezas. Puto y celestial. Lleva un cohete en el pantalón. Urticante y degeneracional, multipremiado por las élites más conservadoras y amenazado por los radicales más fundamentalistas. Ritmo camaleónico, agresivamente sutil.

lunes, septiembre 29, 2008

ASESINAN A COCO CIELO EN MADRID




El ciudadano peruano Jorge Luis Revilla era muy apreciado en el distrito centro de Madrid (España); por las noches laboraba como Discjockey y era conocido en la movida underground. Pero un criminal, aún no identificado, acabó con su vida la madrugada del domingo en medio de una discusión en su departamento de la calle Isabel La Católica.


Según informan hoy los diarios El País y La Razón, Revilla era conocido como "Coco Cielo" y pereció producto de numerosos cortes con arma blanca y un fuerte golpe en la cabeza propinado por un objeto contundente.

Según la crónica policial, una vecina que se identificó como Ingrid, escuchó fuertes gritos que la despertaron bruscamente al promediar las 4 de la mañana del domingo.

La mujer relató a la policía que escuchó varios golpes y ruido de cristales. "Era como si alguien hubiese estrellado una botella y otra persona se lamentase", explicó horas más tarde, aún con cara de susto, medio escondida tras la puerta de su casa.

"Llevaba con nosotros desde hacía 12 años y nunca creó ningún problema", añadió Ingrid. La buena relación entre inquilino y casera había hecho que incluso ésta le permitiera subarrendar el piso en el que residía de alquiler.

A esa misma hora, otra vecina del edificio vio a un hombre "de aspecto sospechoso" salir del portal y pudo aportar una descripción a los agentes del Grupo X de Homicidios, que se ha hecho cargo de la investigación en la policía española.


La música en sus venas

De acuerdo a los matutinos españoles, "Coco Cielo" se dedicaba a la música desde el año 1990. Fue entonces cuando, junto a Mario Telegram, peruano como él, formó en España el grupo de música Silvania.

SILVANIA 1992




Con ese nombre grabaron varios discos a lo largo de los noventa. Ya en 1999, ambos fundaron una nueva formación, Ciëlo, cuyo estilo derivó hacia el techno pop, y crearon un sello discográfico propio llamado Clic New Wave, con el que venían produciendo sus últimos trabajos.

De manera paralela a su faceta musical, Jorge trabajaba también como DJ (se dice pinchadiscos en España) en varios locales de Madrid. Entre ellos, la discoteca Cool, situada justo enfrente del bloque de viviendas en el que vivía. Precisamente allí, Jorge y Mario habían celebrado el viernes su último concierto.

Ofreció concierto en Perú

Jorge Luis Revilla tampoco olvidó al Perú y de hecho viajaba con frecuencia. A principios de año viajó a Perú a ver a sus familiares y estuvo algunas semanas.

A inicios del 2007, "Coco Cielo" también estuvo en el país en un evento musical respaldado por el Centro Cultural de España.

Según un blog de Internet, Revilla vivió en su adolescencia el despertar del rock subterraneo de lima 80s y después en los 90s fundaría en españa proyectos musicales tan importantes como Silvania y Ciëlo.

"Con una extensa discografía de mas de 10 álbumes y que abarca desde el shoegazing pop hasta el ruidismo experimental pasando por el minimal techno, el ambient y finalmente el pop, en múltiples proyectos, siempre cambiantes, propios de una mente inquieta y polivalente pero siempre vanguardista", señala una invitación al concierto que ofreció el 2 de febrero del 2007.

domingo, septiembre 28, 2008

Sobre Musas y Demonios

Desde aquí doy inicio un espacio para los amigos colaboradores. Juan José Sandoval Zapata ha escrito un texto emotivo en clave de poesía sobre Andrés Caicedo, estrella fugaz de la literatura colombiana. Un primer acercamiento a un escritor con una espléndia trayectoria cultural que nos dejó por decisión propia cuando tenía tan solo 25 años. Alberto Fuguet quien se encuntra realizando la atubiografía de Caicedo dice sobre esta obra “Creo que el libro será importante, sorprendente, inmensamente triste y absolutamente valiente y despojado. Y estoy honrado, orgulloso, nervioso y sobregirado con el poder hacerlo”.





Triste y empantanado
Murió cuando recién nacía, fiel a su estrella fugaz, Andrés Caicedo fue un ángel vestido de rocknroll. Luego de salsa y guajiro. Con bazuco y sin vergüenza, con letra sonora y distorsionada, pero en cursivas. Era el miedo eterno a la madurez y a los buenos modales. Una estrella pegada al espejo, transpirante y nerviosamente aturdido. La angustia fue su deporte y la muerte un trofeo adolescente.


Por millones de kilómetros cuadriláteros de un pueblo bárbaro crecen alunadas historias de hongos del tamaño de un hipopótamo. Una ciudad atacada por la fiesta y la tragedia. Bailotean al ritmo del desenfreno y copulan liberales ancestros del mal. Una rana se saca el sombrero para recibir monedas de caridad, luego huirá despavorida por la avenida del cloro eterno hasta olvidarse de sus propios traumas. Un hombrecito va y quiere hablarle a una niña muy bonita que se sienta junto a él y le invita a caminar poray. Hasta que la muerte los visite al caer el sol y la hierba huele delicioso cuando lloran las diosas culiparadas, como si lo bello pudiera penetrar las fronteras rígidas de la eterna tristeza.

Los niños de la secundaria van desapareciendo trágicamente, le siguen pasos a sus propias desgracias. Un llanto mudo que acompaña la velada. Una fiesta de quinceaños para odiar al amor, para marchitarse el rostro con dignidad. Se van formando las galladas y van ocupando los grandes almacenes con frustración y venganza.

Un valle de lamentos y desilusión. Como cuando hay la sensación de agua con viento. Tengo ya el presentimiento de que pronto llegará, la separación. Dicen que apenas había llegado el primer ejemplar de su primera novela, que acaba de ser editada en Argentina, no tuvo mejor manera de celebrarlo que tragándose la muerte sesenta veces siete. Sesenta veces siete. Número siete, número siete contra el reloj. Claro el sol. Sesenta veces Patricia. Number nine, number nine le cantaba Chapman al oído de Salinger. Al revés. Vinilo y su aguja clavada en la vena del espanto. Sesenta veces muerte. Suena el desconcierto.

Los libros de Caicedo se consiguen con mayor facilidad en versión pirata en Colombia.
Enterrado por décadas, se fue cocinando el mito al comenzar el ocaso de Macondo. Su literatura es considerada anti canónica dentro de Latinoamérica.

Imprescindibles: El atravesado / Maternidad (relatos), Noche sin fortuna (novela corta inconclusa); Angelitos Empantanados (cuentos); Calicalabozo (cuentos); Que viva la música (Novela); Ojo al cine (compilación de críticas de cine y retazos narrativos). Recientemente se ha publicado: El cuento de mi vida y El libro negro de Andrés Caicedo. Próximamente se publicará una autobiografía escrita por el chileno Alberto Fuguet.

martes, septiembre 23, 2008

LOS ASESINOS DE GUTEMBERG




Según el parte policial de una comisaría de Breña, hace algunos meses atrás hubo un escritor que, embargado de locura y hartazgo, luego de sentirse estafado por su editor, optó por amenazarlo poniéndole una pistola en la cabeza. El motivo: le había depositado no sólo su confianza al obeso poeta, descubridor de falsos talentos literarios y asesino de ilusiones artísticas, sino también unos cuantos cientos de soles esperanzado en las palabras del farsante, que le ofreció el paraíso de las letras peruanas con presentación de libro incluido y firma de autógrafos en colegios de la ciudad.

Este hecho es la punta de un problema más profundo que la poesía corrompida que merodea los anales de la mediocridad peruana. Tiene que ver con una industria editorial que pesa más en el lado informal, donde la gente lectora poco interés tiene por los derechos intelectuales que el Indecopi nunca defendió, que el mismísimo Bryce Echenique pisotea con sus plagios y que toda una comunidad de parásitos agrupados en grupos de imprenteros y fotocopiadores ignora.

Una cofradía aristócrata que bajo el amplio título (sin nombre a la nación) de editores afanan ciruelos escribanos con plata, aquellos que siempre se quisieron pasar la garrocha del sacrificio y deambulan en cafés literarios creyendo que la sapiencia se obtiene bajo el contacto social, en medio de agripadas borracheras donde la palabra tiene poco que decir.

Está en ellos, los que se dedican a la construcción civil del discurso público, los que piratean textos escolares y los pasan como novelas vanguardistas, los que organizan pachulísticas marchas de paz en contra del imperio capitalista y por la noche se reúnen en clubes donde se reserva el derecho de admisión, caducando por completo su propio mayo del 68. En ellos descansa el fracaso del papel impreso, del libro como objeto y herramienta que ayuda a pensar. En ellos descansa el futuro de un pueblo lector que le da la espalda. Y pero aún, se agacha a ojo cerrado.

lunes, septiembre 22, 2008

lunes, septiembre 15, 2008

BARRUNTO EN EL DIARIO LA PRIMERA

Narrativa combi periférica limeña

A propósito de “Barrunto”, libro de cuentos que acaba de aparecer en su tercera edición, habla el narrador Juan José Sandoval Zapata.

( publicado el 15 de septiembre de 2008 )


- ¿Por qué usa necesariamente el lenguaje popular para contar?
- Mi escritura está cargada de referencias que escapan de lo literario. El lenguaje de mis cuentos es consecuencia de un registro, un trabajo tanto de investigación como de experimentación. Crecí en un hogar sin libros, salvo los libros contables. Vengo de una familia donde todos somos contadores públicos. El único que no está colegiado soy yo, porque nunca terminé la carrera, pero sigo contando historias nuevas públicamente. Soy un contador público de cuentos, no de cuentas.

-¿Qué función pedagógica tienen sus cuentos?
- Ejerzo un rol creativo que va más allá de las formalidades de la enseñanza oficial. Mis historias se centran en un binomio inalterable: la estética y la ética. No me considero un moralista y no juzgo a nadie, pero tengo mis propias convicciones. Fuera del contexto de mis libros, me dedico a la docencia universitaria, oficio al que me dedico con verdadera pasión porque además permite mi crecimiento como escritor.

- ¿Cómo define la estructura narrativa?
- He sido un poco aventurado a la hora de escribir, quizás un tanto imprudente. “Barrunto” lo escribí hace ocho años, aún encuentro errores infantiles de forma. En todo caso, si tuviera que ponerle una definición a mi estructura narrativa, recurriría a lo que dijo el profesor Jorge Eslava: se tarta de un cuento combi.

- ¿Cuáles son sus referencias literarias?
- Hay una influencia indirecta de lecturas asimiladas en la obras de Oswaldo Reynoso y Mario Vargas Llosa. Leo permanentemente, pero hay libros que son contundentes como por ejemplo: “El Bombardero”.

- ¿Cuáles son sus referencias literarias?
- Hay una influencia indirecta de lecturas asimiladas en la obras de Oswaldo Reynoso y Mario Vargas Llosa. Leo permanentemente, pero hay libros que son contundentes como por ejemplo: “El Bombardero”. Nunca leería ni aconsejo que lean la novela estrambótica del arequipeño Gutiérrez, sino la columna extradeportiva un diario chicha.

- ¿Cuál es su mejor cuento?
- La obra en conjunto me genera un cariño especial y no seré yo crítico de mi trabajo, eso corresponde a los analistas. En términos de calidad literaria, considero que lo último que escribo ahora es técnicamente superior a “Barrunto” y “Las ratas de mi casa”, mi segundo libro de cuentos.

Tengo necesidad de lograr una técnica depurada y eso hace que mis cuentos más recientes los perciba con mayor entusiasmo.




DETALLE

Juan José Sandoval Zapata (Lima, 1975). Es licenciado en Ciencias Sociales. Realizó estudios sobre la jerga en la prensa sensacionalista, lidera la banda de rock “Los viejitos de Barrón”.

viernes, septiembre 12, 2008

MADRE MATILDA HACE 11 AÑOS



fotos del año 97 . ensayos para presentar el primer disco de la banda . discos hispanos exigia un lanzamiento a lo grande . pierina less , carlos salas ( ambos actualmente son solistas ) , daniela ghersi ( coros ) y giorgio bertoli ( ex sereoye , ex zen : ex men ) .

jueves, septiembre 11, 2008

PRESENTACION DE BARRUNTO EN IQUITOS




Con un auditorio abarrotado de sillas vacías se presentó la tercera edición de barrunto en la universidad privada de iquitos , ciudad calurosa y energética que acogió al autor y su diabolica sed . luego del evento , entrando en confianza con los ocho asistentes a la presentación , todos fuimos a comer un juane , guisqui , chelas , malecon , arcoiris , colombia , la habana , paquito de rivera , chelas con escote , don figari y una ducha española en el cielo . los relampagos hacian musica electronica . (foto : necho velarde , corresponsal ) .